El corazón es un fiel reflejo del estado de estrés, los latidos del corazón refleja el nivel de estrés de una persona. Y de forma inversa, si se entrena el corazón a latir de una forma coherente puedes gestionar dicho estrés.

balanceEstudios han demostrado que la comunicación entre el cerebro y el corazón es de dos vías. En otras palabras, el corazón envía tantas señales al cerebro como el cerebro envía al corazón. Durante la década de 1960 y 70 pionera fisiólogos John y Beatrice Lacey realizó una investigación que mostró que el corazón realmente se comunica con el cerebro de manera que afectan en gran medida la forma en que perciben y reaccionan ante el mundo que nos rodea.

Por sorprendente que pueda parecer hoy sabemos que el corazón tiene un sistema nervioso propio y complejo constituido por 40.000 neuronas que operan de forma independiente de las neuronas cerebrales y del sistema nervioso central procesando y generando información. Y que el corazón se comunica con el encéfalo a través de las fibras nerviosas que lo unen con la médula espinalLeer más