Te has preguntado alguna vez porque no estás realmente  satisfecho con tu trabajo, te has preguntado si  depende tan solo del trabajo en si,  o si realmente depende de de ti mismo, de tus pensamientos, creencias, comportamientos, emociones…

Te has preguntado alguna vez cada mañana  ¿Por qué tengo que ir a trabajar?

En cambio,  te has llegado a preguntar ¿para qué tengo que ir a trabajar?, te invito a probarlo, ya verás que las respuestas son muy distintas…

Debido a la gran celeridad en que vivimos cada día, este tipo de preguntas solo las pensamos de manera pasajera,  pero no le damos la importancia que realmente tiene para cada uno de nosotros.

En gran medida si en tu vida no tienes un ¿PARA QUE?,   Muy fácilmente gran parte de los momentos que vives están pasando de manera desapercibida por ti, ¿te suena?, digamos que pasas de puntillas sobre cada una de los momentos de tu vida, ¿ Qué te impide disfrutar cada momento de tu vida? , disfrutar del trabajo, la familia, los amigos, los hobbies…

Sabes, estas de suerte, esto SI  tiene solución,  y lo más sorprendente de todo es que la solución está en ti

…Tú decides como, cuando y en qué quieres trabajar

…Tú decides en que quieres dedicar tu tiempo

…Tú decides si realmente quieres vivir cada momento como lo que es “un gran momento”

Tú autoestima, tus pensamientos, tus emociones, tus creencias, tus valores, tu identidad… todo está en ti, tan solo debes aprender a gestionarlo.

¿Y Cómo?

Mediante el  Coaching tendrás acceso a un conjunto de herramientas que  te ayudará y te acompañará  a elaborar tu propia guía de vida, Tu ¿PARA QUÉ?