¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE BURNOUT?

El Síndrome de Burnout es también llamado en distintos contextos “síndrome de desgaste profesional” o “síndrome de desgaste ocupacional” (SDO), “síndrome del trabajador desgastado”, “síndrome del trabajador consumido”, etc. La traducción literal de este término podría ser sencillamente “estar quemado”, y su origen primigenio hay que buscarlo en la industria aeroespacial en donde, al parecer, se utilizaba esta locución para expresar el agotamiento del carburante de un cohete, como resultado de un calentamiento excesivo…

Recurriendo al diccionario de la Real Academia Española, “quemar(se)” hace referencia a impacientarse o desazonarse, gastarse, quedarse sin recursos o posibilidades en una actividad cualquiera.

No obstante, ya dentro del ámbito de la psicología se suele recurrir a Herbert Freudenberger, psiquiatra en Nueva York, y a la fecha de 1974, como el primero en hablar del Síndrome del Burnout como tal al constatar que voluntarios en una clínica de toxicómanos al cabo de poco más de un año en esta actividad comenzaban a presentar estado de ánimo depresivo, pérdida de energía y desmotivación para el trabajo. Freudenberger observó cómo estas personas gradualmente se volvían insensibles, poco comprensivas e incluso agresivas en relación con los pacientes, pasando a tener un trato distanciado y cínico con ellos y llegando incluso a culparles de los problemas que padecían. Habiendo iniciado su trabajo llenos de ilusión y espíritu altruista iban perdiendo poco a poco estos sentimientos para terminar no sólo desilusionados sino, incluso, con trastornos emocionales.

Fuente: Síndrome de Burnout


Otros artículos de interés:

El Síndrome de Burnout, por Guillermo Axayacalt Gutiérrez Aceves, Miguel Ángel Celis López, Sergio Moreno
Jiménez, Felipe Farias Serratos, José de Jesús Suárez Campos .

Este síndrome es de suma importancia dado

que no sólo afecta la calidad de vida y la salud mental
del profesional que lo padece sino que en muchas ocasiones, a causa de este síndrome se llega a poner
en peligro la salud de los pacientes; tanto los que lo sufren directamente, así como los que son atendidos
por alguien que lo padece. La frecuencia de este síndrome ha sido elevada lo que motivo que la Organización
Mundial de la Salud en al año 2000 lo calificara de riesgo laboral...